Explore El Grande, Searching, and more!

Explore related topics

El demandante es un mentiroso que se presenta como la máxima sinceridad.

El demandante es un mentiroso que se presenta como la máxima sinceridad.

Se habla sin cesar contra las pasiones. Se las considera la fuente de todo mal humano, pero se olvida que también lo son de todo placer.

Se habla sin cesar contra las pasiones. Se las considera la fuente de todo mal humano, pero se olvida que también lo son de todo placer.

Una era se puede decir que se termina cuando las ilusiones se han agotado.

Una era se puede decir que se termina cuando las ilusiones se han agotado.

Si la gente quiere ver sólo las cosas que pueden entender, no tendrían que ir al teatro: tendrían que ir al baño.  Bertolt Brecht

Si la gente quiere ver sólo las cosas que pueden entender, no tendrían que ir al teatro: tendrían que ir al baño. Bertolt Brecht

Los Angeles Riots 1943 | alleged zoot suit rioters

"Chicano's" Mexican Americans Arrested Zoot Suit Riots 1943 Los Angeles Ca.

El actor ideal no debe tener alma, porque tiene que recibir el alma de los demás. Y esta carencia de alma es una de las razones por las que la profesión de actor siempre ha resultado un tanto sospechosa a la autoridad oficial.

El actor ideal no debe tener alma, porque tiene que recibir el alma de los demás. Y esta carencia de alma es una de las razones por las que la profesión de actor siempre ha resultado un tanto sospechosa a la autoridad oficial.

El talento es profundamente injusto: no se puede transmitir.

El talento es profundamente injusto: no se puede transmitir.

Se ha perdido una idea del teatro. Y mientras el teatro se limite a mostrarnos escenas íntimas de las vidas de unos pocos fantoches, transformando al público en voyeur, no será raro que las mayorías se aparten del teatro, y que el público común busque en el cine, en el music-hall o en el circo satisfacciones violentas, de claras intenciones.  Antonin Artaud

Se ha perdido una idea del teatro. Y mientras el teatro se limite a mostrarnos escenas íntimas de las vidas de unos pocos fantoches, transformando al público en voyeur, no será raro que las mayorías se aparten del teatro, y que el público común busque en el cine, en el music-hall o en el circo satisfacciones violentas, de claras intenciones. Antonin Artaud

Pinterest
Search