Explore Tortilla, Madrid and more!

Día de campo en la Casa de Campo (Madrid)comiendo la tortilla. 1962. No falta detalle: el botijo, la cazuela, la botella de gaseosa, la frasca del vino.

Día de campo en la Casa de Campo (Madrid)comiendo la tortilla. 1962. No falta detalle: el botijo, la cazuela, la botella de gaseosa, la frasca del vino.

Deben quedar poquísimos afiladores, pero aún alguna mañana se oye el viejo y singular sonido de la pequeña flauta que anuncia su presencia, convocando a amas de casa, carniceros y pescaderos, con la rueda de afilar montada sobre la bicicleta o la motocicleta. También afilaba y hacía navajas y cuchillos Sigelio, en su minúsculo taller de la calle de la Reina.

Deben quedar poquísimos afiladores, pero aún alguna mañana se oye el viejo y singular sonido de la pequeña flauta que anuncia su presencia, convocando a amas de casa, carniceros y pescaderos, con la rueda de afilar montada sobre la bicicleta o la motocicleta. También afilaba y hacía navajas y cuchillos Sigelio, en su minúsculo taller de la calle de la Reina.

#Sereno. En España fue el encargado durante décadas de encender las farolas en la noche, vigilar las calles y de tener las llaves de todos los portales para quien la necesitara durante la noche. En Perú, Chile o México, el sereno fue el encargado de la seguridad nocturna.

#Sereno. En España fue el encargado durante décadas de encender las farolas en la noche, vigilar las calles y de tener las llaves de todos los portales para quien la necesitara durante la noche. En Perú, Chile o México, el sereno fue el encargado de la seguridad nocturna.

Modelos  de biscúter realizan un recorrido promocional por las calles de Madrid, despertando la curiosidad de los transeuntes a su paso por la Plaza de España.

Modelos de biscúter realizan un recorrido promocional por las calles de Madrid, despertando la curiosidad de los transeuntes a su paso por la Plaza de España.

Aguador en Madrid - Los vendedores ambulantes, muchos de ellos chiquillos o mozas de cántaro, que iban por la ciudad voceando su mercancía, "¡agua fresca!", con una pequeña cesta y uno o más vasos o jarrillos. Estos últimos eran muy populares en las procesiones religiosas o actos públicos diversos. Más tarde se introdujo la costumbre de servir el agua acompañada de unas gotas de anís, limón, azucarillos, canela y otros sabores atractivos

Aguador en Madrid - Los vendedores ambulantes, muchos de ellos chiquillos o mozas de cántaro, que iban por la ciudad voceando su mercancía, "¡agua fresca!", con una pequeña cesta y uno o más vasos o jarrillos. Estos últimos eran muy populares en las procesiones religiosas o actos públicos diversos. Más tarde se introdujo la costumbre de servir el agua acompañada de unas gotas de anís, limón, azucarillos, canela y otros sabores atractivos

Personal de Metro con la recaudación.

Personal de Metro con la recaudación.

Pinterest
Search